lunes, 28 de marzo de 2011

Delibes, Miguel

Miguel Delibes nace en Valladolid el 17 de octubre de 1920. Es el tercero de ocho hermanos. Cursa enseñanza media en el colegio de los Hermanos de las Escuelas Cristianas de Valladolid.
En 1936, terminado el bachillerato, ingresa en la EScuela de comercio al tiempo que estudia modelado y escultura en la Escuela de Artes y Oficios. La primera manera que tiene de manifestarse como artista, es dibujando. A propósito de esta afición declarará más adelante: "El artista que lo es de verdad, dispone de un mundo personal e insobornable; su único problema -y no baladí- reside en la elección de voz. Esta elección, por otra parte, no supone castración del resto de sus facultades, sino embotamiento que sólo el correr de la vida dirá si es provisional o definitivo. Al artista siempre le será factible derivar, iniciar otro camino, poner en circulación nuevos recursos expresivos. Lo único imposible será reducirle al silencio cuando verdaderamente tiene algo que decir."
En 1938 se enrola como marinero voluntario en el crucero "Canarias". Finalizada la guerra, regresa a Valladolid. A partir de 1940 estudia Derecho y comercio y comienza a prestar su colaboración como dibujante caricaturista en el diario "El Norte de Castilla". En 1944 ingresa como redactor en el citado diario. Continua con el dibujo de caricaturas, que firma con el seudónimo de MAX; asimismo realiza críticas de cine. En 1952 es nombrado subdirector y en 1958 director, cargo que ocupa hasta 1963.
Contrajo matrimonio en 1946 con Ángeles de Castro con la que tiene siete hijos y de la que enviuda en 1974.
Aprende a utilizar correctamente los adjetivos en un texto de Derecho Mercantil de Joaquín Garrigues, y unos años después este mismo señor Garrigues le concede la cátedra de Historia del Comercio. Para aprovechar el tiempo que le queda libre ingresa en El Norte de Castilla, del que llegó a ser director. Después de algún tiempo de ejercitarse a escribir en el periódico, pasa a la novela, y en 1947, su primera obra, La sombra del ciprés es alargada, gana el premio Nadal. Este hecho supone un reto para Delibes. Desconocedor de sus propias cualidades, las críticas que le hacen le conducen a la inseguridad, y movido por la necesidad de afirmarse publica apresuradamente Aún es de día, 1949, novela esta de un hiperrealismo rayano en el mal gusto, según opinión del autor.
La aparición de El Camino en 1950 señala el equilibrio del autor. Desde Destino e Informaciones, Carmen Laforet le tranquiliza: "Yo deseo a este libro la suerte de caer en manos acostumbradas a manejar libros para que puedan apreciar su fuerza y su belleza".
Delibes escribe sus tres primeras obras intuitivamente, sin otra influencia que las del libro de Derecho Mercantil. A propósito de las influencias, dice Delibes: "Los muchachos preferirían que les recomendase a Kafka o a Faulkner o a Camus que son los maestros que ahora privan, pero yo no lo hago así: los muchachitos que leen a Faulkner o a Kafka o a Camus se empeñan luego en escribir Las Palmeras Salvajes o El Proceso o La Peste, que da la casualidad de que ya están escritos. Leyendo a Garrigues, en cambio, no corren ese riesgo. Leyendo a Garrigues aprenderán a valorar los adjetivos y a escribir con frases justas, claramente y con sencillez, sin que en ningún momento les pique la tentación, creo yo, de redactar un curso de Derecho Mercantil."
La editorial Ulisseia traduce y publica El Camino en Portugal e inmediatamente Gallimard de París, lo incluye en la colección de españoles que había iniciado Juan Goytisolo. La editorial americana Holt Company decide realizar una edición escolar del libro y pide a Delibes que la ilustre. A continuación lo publican Hamilton de Inglaterra, Day de Estados Unidos, Bachen de Alemania, e incluso Ana Mariscal realiza una película sobre guión de José Zamit. Pero las tiradas más largas en lengua extranjera son las alemanas, en que, traducida por Anelies von Benda -esposa del director de la Orquesta Sinfónica de Berlín-, alcanza los 20.000 ejemplares.
Tres años tarda en aparecer su nueva obra, Mi idolatrado hijo Sisí, 1953, acerba crítica contra el Maltusianismo, y al año siguiente le conceden el premio Nacional de Literatura Miguel de Cervantes por su Diario de un cazador. La Partida data también de 1954, Diario de un emigrante, Por esos mundos, Siestas con viento sur (1957, Premio Fastenrath de la Real Academia de la Lengua), La hoja roja (1959) adaptada al teatro. Las ratas (Premio de la crítica 1962) y sobre la que se hizo una película, Parada y fonda (1963), Viejas historias de Castilla la Vieja (1964), Cinco horas con Mario (1966) adaptada al teatro, La primavera de Praga (1968), Parábola del náufrago (1969), La Mortaja (1970), Con la escopeta al hombro (1971), Un año de mi vida (1972). El 1 de febrero de 1973 fue elegido miembro de la Real Academia de La Lengua y tomó posesión del sillón "e" el 25 de mayo de 1975, dejando expuestas muchas de sus ideas en el obligado discurso de entrada. Sobre El príncipe destronado (1974) Antonio Mercero realizó una película -La guerra de papá- que fue record de recaudación del cine español -, S.O.S., Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo, Mis amigas las truchas, El disputado voto del señor Cayo (1978), 377A Madera de héroe (Premio Ciudad de Barcelona 1987), Castilla, lo castellano y los castellanos (1979). En 1982 se le otorga el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Publica el libro de memorias Mi vida al aire libre (1989) y la recopilación de artículos Pegar la hebra (1990). Más recientemente He dicho, Loco y El hereje.
Delibes ha alternado su docencia y su trabajo de escritor con numerosos viajes. Conoce el noroeste de África y Europa Occidental, América del Sur (Brasil, Uruguay, Argentina, Chile) y Estados Unidos. Ha aprovechado sus viajes para pronunciar conferencias en las más prestigiosas universidades.
La mayor parte de sus obras ha sido traducida a más de veinte idiomas: ruso, inglés americano, alemán, italiano, francés, sueco, checo, irlandés, japonés, israelí...
Ha recibido los más importantes premios de literatura en lengua castellana, entre ellos:
  • Nadal en 1948 por La sombra del ciprés es alargada.
  • Fastenrath de la Real Academia en 1957 por Siestas con viento sur.
  • Premio de la Crítica en 1962 por Las ratas.
  • Príncipe de Asturias en 1982.
  • Premio de las Letras de la Junta de Castilla y León en 1984.
  • Nacional de las Letras en 1991.
  • Premio de Literatura en Lengua Castellana "Miguel de Cervantes" en 1993.
En 1999 obtuvo el Premio Nacional de Literatura de narrativa por El Hereje, premio que también se le concedió en 1955 por la obra Diario de un cazador.
Fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Valladolid (1983), Complutense de Madrid (1987), El Sarre - Alemania (1990) y Alcalá de Henares (1996). Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa. 1985. En 1993 la Diputación Provincial de Valladolid le otorga la Medalla de Oro de la Provincia. En 1999 se le concede la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

Texto recogido de la web del autor.

Obras en nuestra biblioteca:

No hay comentarios:

Publicar un comentario